Servicio Español (Semana Pasada)

Síganos con el último mensaje de nuestro servicio en español.

Yo Me Congrego Pt 3

Escritura Clave: Salmo 133:1-3

¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es que habiten los hermanos juntos en armonía! Es como el buen óleo sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba, la barba de Aarón, y baja hasta el borde de sus vestiduras; como el rocío del Hermón, que desciende sobre los montes de Sión, porque allí envía Jehová bendición y vida eterna.


INTRODUCCION


  • ¿Abra alguien que ha dejado de congregarse por causa de Dios? En los años que llevo congregándome no he visto – que las personas dejen de congregarse por causa de “DIOS”, sino por causa del “cuerpo” {iglesia}. 


  • Esta no es una particularidad de algunas congregaciones; sino es un denominador común de todas. 


  • Me pregunto o mejor preguntémonos, ¿Qué sabes Dios acerca de la reunión, que a pesar de las “dificultades” que produce, insistes en que nos congreguemos? ¿A qué se debe Su insistencia? 


  • Sin embargo, Dios insiste que nos congreguemos (Hebreos 10:25). Hebreos 10:25 – “No dejemos de congregarnos como algunos tienen por costumbre;… .” 

#1) MIRAD


  • David nos dice: “Mirad” (V:1a). 


  • Fijémonos que David no dice – “sentir” cuán bueno y cuán delicioso es…


  • Porque no es resultado de sentir o de una emoción, – sino de una convicción. 


  • Esto nunca será el resultado de la iniciativa de una emoción humana, sino de la revelación divina. 


  • David nos dice mirad – porque hay una manifestación visible de algo que es bueno y delicioso {agradable, glorioso, noble, conveniente, natural, regocijador}. 


  • Delicioso es una palabra que se utiliza para describir – la armonía “musical” y la dulzura de la “miel”. 


  • La bendición de la unidad – es tan dulce como la miel y tan armonioso como la música. 

#2) HABITAR


  • David nos dice: “Habitar” (V:1b). 


  • Habitar es la palabra hebrea “Yashad” – sentarse, morar, permanecer, establecerse, casarse y residir. 


  • Habitar no es tan solo – venir a la reunión sino de participar activamente en comunión con los hermanos. 


  • Me llama la atención la palabra “casarse” – es cuando Dios me conecta a la visión y propósito de una congregación {iglesia}, realmente me estoy casando con ella.   


  • Esto es así porque este es el principio que validad el proceso que nos hace uno. David nos enseña - que debemos pasar del “Habitar”, a estar “juntos” {casarse}; y de estar juntos pasar alcanzar la “armonía”.  


  • Este principio que validad el ser uno es - igual al del matrimonio dado por Dios a través de Adán (Génesis 2:24). 


Génesis 2:24 – “Por tanto, dejará el hombre a su padre y madre {para habitar con su mujer y tener comunión con ella}, y se unirá a su mujer {para entrar y comenzar el proceso de fundición}, y ser una sola carne {para así llegar a ser una sola carne o unidad}.” 


  • Ahora, la fundición – es el proceso en el cual “dos o mas elementos” mueren y dejan su “identidad persona individual” hasta ese momento para adquirir una colectiva {matrimonio e iglesia}. 


  • Esto para mi significa que el proceso de fundición es – para llevarnos al “complemento”, porque nuestra diferencias no están diseñadas para separarnos, sino para “complementarnos”. En el complemento se - cancelan debilidades y se consolidan fortalezas. 

#3) JUNTOS


  • David nos dice estar: “Juntos” (V:1c). 


  • Estar juntos es – el proceso de insistir en reunirse, que debe ser provocado no por el pastor, sino por la “convicción” y la “obediencia” a la palabra de Dios. 


  • Estar juntos – nos lleva a otro proceso que es el de “aprender” a estar juntos. Para aprender a estar junto hay un elemento necesario y es – el acuerdo. La Biblia dice: “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo? (Amos 3:3).


  • Es precisamente el poder del acuerdo - que nos debe motivarnos a estar juntos. Esto es posible por la fe colectiva – se acuerdan de los cuatro amigos del paralitico que lo bajaron por el techo de la casa de Jesús y al ver la fe de ellos lo sano (Marcos 2:1-12). 


  • De la misma manera que la fe colectiva, también la “incredulidad colectiva” impide que el Señor habite y se manifieste en la reunión. 

#4) ARMONÍA


  • David nos dice que vivamos en “armonía” (V:1d). 


  • Armonía es definida como – conveniente, y correspondencia de una cosa con otro. Armonía es también – la relación de paz, de concordia, y entendimiento entre dos o más personas.  


  • Pero lo que nos dice David en el salmo es – que hay algo que llamamos comunión {Koinonia}, que produce una atmósfera {de armonía} a la que Dios ha decidido darnos una “vida bendecida corporativamente”.  


  • Esa bendición y vida de Dios – no se puede recibir sin “asociación” y sin “alianzas”. 


  • La “comunión” {Koinonia} es – igual al congregarse y habitar “juntos y en armonía”, que trae sobre los congregados el “fruto” que Dios envía en la reunión Su bendición y Su vida eterna. 


  • Esta bendición y vida de Dios - ni el tú, ni el “yo” puede recibir porque esta diseñada para el “Nosotros”. 


  • Esta bendición de una vida buena {larga} de Dios es - como las uvas que los espías que una personas no podía cargarla sino por dos (Isaías 65:8). 


  • Muchos quisiéramos que la bendición y la vida de Dios - fuera tan pequeña que una sola persona pudiera cargarla.  


  • Esto que llamamos “comunión” {Koinonia} es – lo mismo de habitar “juntos y en armonía”, y se desencadena un “fruto” de esa comunión que Dios envía allí Su “bendición y vida eterna”.  


  • La bendición - persigue la comunión y nos alcanza a nosotros (Salmo 23:6). 


  • Cuando pasamos de la reunirnos a la comunión o la armonía – las necesidades comienzan a cancelarse, a desaparecer o a ser suplidas; en el proceso de Dios de dar una vida bendecida corporalmente. 


  • Lucas al ver el “PODER” de la comunión - escribe en Hechos 2:44-47. 


  • Pablo nos aconseja como guardar la unidad en la armonía y en el vinculo de la paz (I Corintios 1:10; Efesios 4:3). 


I Corintios 1:10 (NVI) – “Les suplico, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos vivan en “armonía” y que no haya divisiones entre ustedes, sino que se mantengan “unidos” en un mismo pensar y en un mismo propósito.”


¿Qué pensar y Cuál propósito? Lo que Dios piensa y Su propósito.  


  • Para alcanzar este nivel de pensar como Dios y hacer el propósito de Dios, se necesita madurez espiritual. 


  • La madurez espiritual no es el fruto del tiempo, sino el fruto de la responsabilidad.  


  • La madurez espiritual la produce – el mismo proceso de asumir la responsabilidad con “Su voluntad {pensar} y propósito”. 


  • Por eso, la división comienza - cuando dejo de pensar en lo que Dios piensa, y comienzo a ir en pos de mi propósito, sin tener en cuenta Su propósito y Sus pensamientos.  


  • La palabra armonía está derivada de la palabra “Armos” – “juntar los hombros”.

#5) BENDICIÓN


  • David nos da dos símiles para enseñarnos sobre la vida bendecida (Vs:2-3). 


A) David utiliza el aceite de la unción (V:2). 


  • El aceite de la unción era elaborado – con mirra pura, canela aromática, cálamo {caña aromática}, acacia disuelto en aceite de oliva. 


  • Un elemento importante y diferente del aceite de la unción entre David y Saúl era – el embace. 


  • Saúl fue ungido con el aceite de la unción – en una “redoma”; y David en un “cuerno”.  


  • El aceite de la unción tipifica – la bendición de la comunión con el Espíritu Santo.  


  • El aceite de la unción tipifica – la bendición de la impartición de la justicia divina. 


  • El aceite de la unción tipifica – la bendición de la abundancia de la gracia divina. 


B) David utiliza el roció del Hermón (V:3). 


  • El monte Hermón - era el más alto de la frontera de Israel, Siria y el Líbano, el más grande bendición a los más pequeños. 


  • Para la formación del el rocío tienen que darse dos condiciones – la humedad {el mar mediterráneo proveía el aire condensado cargado de vapor de agua} y el frio {el monte Hermón proveía el frio de la altura cargado de nieve 9, 186’}. 


  • Lo interesante del rocío era – de preserva la vegetación durante el tiempo de sequia, {algunos eruditos dicen que caían 60 pulgadas de lluvia en el año; y era fuente principal del agua del rio de Jordán}. 

CONCLUSIÓN


  • Ambas símiles – nos dice a nosotros que habitar juntos y en armonía nos da la unidad que trae el fruto de una vida bendecida y preservada. 


  • Así que es imprescindible que estemos juntos en armonía y en unidad para orar, adorar y servir a Dios unidos y conforme a Su voluntad y Su propósito.